“Cuando un objeto ha sido dañado por alguien o por el paso del tiempo, tiene historia, y eso lo hace más bello”

kintsugi, el arte de reparar

Tania





Durante más de 25 años he trabajado en la rama de la madera.
Empecé mi formación en la escuela taller Vetusta, en Oviedo, en el módulo de restauración de hórreos. Años después estudié en El Prial el módulo de técnico en fabricación a medida e instalación en carpintería y mueble.
Además me formé en diferentes cursos en estudios y escuelas en Bilbao y Madrid para aprender marquetería, taracea, acabados, dorados y restauración de forma más académica.



Comencé trabajando en la escuela taller y de ahí pasé a trabajar unos meses en una empresa que remodelaba las boutiques de El Corte Inglés como oficial de segunda en carpintería. Al terminar ese trabajo y durante varios años, colaboré con diferentes ebanistas y carpinteros.
Al poco tiempo, empecé a compatibilizar el trabajo en talleres con la enseñanza de la restauración de muebles en el Centro de Formación Ocupacional en Cardeo, Mieres, durante cinco años. Y, durante los dos últimos años de trabajo en el Centro Ocupacional comencé a impartir en las tardes cursos de restauración de muebles y algunos de carpintería para diferentes organizaciones (Asociación de Mujeres Campesinas de Asturias, Fundación Metal, Unión de Campesinos Asturianos, diferentes asociaciones de mujeres, Unión de Cooperativas Agrícolas del Principado de Asturias, UGT-Nalón, Fondo Formación), instituciones (Secretaría de la mujer de la Consejería de Cultura, Instituto de la mujer, Fundación de Comarcas Mineras, Ateneo Cultural de Villaviciosa, Casa de Cultura de Mieres, Cruz Roja Española de Oviedo) y ayuntamientos (ayuntamiento de Bimenes, Mieres, Langreo, Caso y Sobrescobio).
Compatibilicé esa enseñanza en cursos durante esos 14 años con el trabajo en mi propio taller, restaurando para particulares, museos (Ecomuseo etnográfico de Somiedo) e iglesias (Iglesia de la parroquia de Agüero, Iglesia de San Justo, de Oles, de Sariego y de Lugás, en Villaviciosa).



Me encanta enseñar todos los conocimientos que he aprendido a lo largo de los años, y desde aquí quiero agradecer a todo mi alumnado, ya que, enseñando lo que sabía, aprendí mucho más.

Ahora os propongo que aprendáis conmigo a vuestro ritmo, sin tener un horario específico.
Os ofrezco diferentes opciones, en una de ellas podéis optar a unas tutorías individualizadas durante el tiempo de aprendizaje, si queréis.

Estoy encantada de ayudaros en todo lo que pueda.